Saltar al contenido

Autoedición con publicación en librerías, una opción cada vez más popular

Libros autopublicados

¿Recuerdas los tiempos en los que resultaba muy difícil ver tu propio libro en una o varias librerías? El desembolso a efectuar era astronómico, por lo que comprensiblemente no muchos autores podían permitírselo. Sin embargo, la situación es muy distinta en pleno 2021.

Libros autopublicados

Publicar en librerías es más asequible que nunca gracias a la práctica conocida como autoedición. Se trata de una alternativa que, de forma paulatina, ha ido adquiriendo una mayor trascendencia no solo entre escritores amateurs. Los profesionales también se lo plantean, sabiendo los innumerables beneficios que conlleva.

Aspectos positivos a tener en cuenta

Lo primero que destaca de la autoedición con posterior publicación en librerías es el precio. Por ejemplo, cien ejemplares de doscientas páginas suponen un coste aproximado de 700 euros sin el IVA incluido. El coste es perfectamente asumible teniendo en cuenta que la obra literaria pasa a ser comercializada en tiendas de tanto calado como Casa del Libro, Fnac y Amazon.

Por otra parte, es destacable la gran calidad de la que puede llegar a hacer gala cualquier tipo de libro, sea cual sea la temática abarcada. Algunos autores no están satisfechos con la edición que llevan a cabo las empresas en las que depositan su confianza. Todo lo contrario sucede optando por llevarla a cabo por tus propios medios.

De esta manera, por si fuera poco, también te beneficiarás de unos horarios que tú mismo establecerás. Adiós a los plazos ajustadísimos que debes cumplir sí o sí y que, sin embargo, posteriormente no se ven devueltos con el mismo valor. En efecto, la autoedición te evita los retrasos que tan habitualmente se producen al contratar un servicio que lo haga por ti.

La autoedición garantiza un proceso manual y llevado a cabo por el propio autor, impidiendo los clásicos malentendidos que dan pie a que una edición no convenza al escritor por una portada que no le gusta, una calidad del gramaje que dista de ser la esperada, etcétera.

Ello no implica hacerlo todo uno solo. De hecho, es habitual que los autores confíen en profesionales que ellos mismos eligen para corregir ciertos fragmentos o todo el libro en sí, maquetar los contenidos e incluso dar forma a una cubierta que sea de su agrado.

Tras dar por terminadas todas las tareas, posteriormente el libro se distribuye en librerías. Algunas empresas lo realizan abarcando un total superior a cuatro mil locales de la península ibérica y, a su vez, también hacen lo propio con la versión eBook para llegar a cuantos más lectores mejor.