Saltar al contenido

Top libros de bolsa

¿Estás buscando libros de bolsa? Estás en la página adecuada.

Los libros  de bolsa son una gran opción para leer en cualquier ocasión. Ya sea para cuando estás de viaje o como lectura de cabecera, este género de ejemplares son candidatos idóneas para ser tu próxima lectura.

Top libros de bolsa  que te recomendamos

Echa un vistazo a los libros de bolsa más vendidos de Amazon.

Bestseller No. 1
Escuela de Traders: Las 101 preguntas que cambiarán tu Trading para siempre
Mr David López Ballester - Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform - Tapa blanda: 196 páginas
En OfertaBestseller No. 2
Zero Waste para salvar el mundo: Guía ilustrada para una vida sostenible (Libro práctico)
Ally Vispo - Editor: Vergara (Ediciones B) - Edición no. 1 (09/19/2019) - Tapa blanda: 128 páginas
Bestseller No. 3
Educación financiera avanzada partiendo de cero: (Aprenda a gestionar su dinero para transformar su vida)
Gregorio Hernández Jiménez - Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform - Edición no. 1 (02/13/2014) - Tapa blanda: 314 páginas
En OfertaBestseller No. 4
Análisis técnico de los mercados financieros (Sin colección)
John J. Murphy - Editor: Gestión 2000 - Tapa blanda: 552 páginas

Razones para leer libros de bolsa

La lectura es un placer, eso no hace falta que te lo diga. Y más concretamente, los libros de bolsa son súper apetecibles.

Los beneficios de los libros de bolsa son innumerables:

  • 🧠 Estimula la mente
  • 🌴 Te ayuda a desconectar
  • 🙂 Te relaja
  • 👓 Mejora nuestra concentración
  • 🤓 Desarrolla nuestras capacidades intelectuales
  • 🗻 Impulsa nuestra imaginación

Si vas a hacerte con algún libro nuevo, ya sea para ti o para regalar, puedes contar con nosotros y nuestras opiniones.

En Un libro cada día leemos (o mejor dicho, devoramos) todas las novedades que llegan a nuestro poder, además de leer las opiniones de otros críticos literarios.

Top libros de bolsa 1
Me llamo Elena de Marcos. Unlibrocadadía está formado por un grupo de profesionales  (Experiodistas) que compartimos un hobbie: la lectura.

¿Cómo elegimos cuáles son los mejores libros?

Empezamos mirando en páginas como Amazon, La Casa del Libro y otras librerías online para intentar encontrar los libros preferidos por los usuarios. Nos gusta fijarnos especialmente en el apartado de reseñas, en el que los usuarios dan testimonio de qué les ha parecido el libro en cuestión.

Nos gusta también fiarnos de nuestro propio criterio, pero siempre comparamos nuestros gustos en redes sociales para detectar qué piensan los demás. Para esto, Goodreads es una plataforma fundamental.

Así, las recomendaciones presentadas en esta página han sido elegidas teniendo en cuenta distintos criterios:

  • Personajes, descripción, riqueza y profundidad
  • Ritmo del libro y narrativa de la novela
  • Calidad de la prosa

Un libro, el mejor de los regalos

Las novelas no pasan de moda. A diferencia de los típicos regalos (las colonias, los viajes o los juegos de mesa, las novelas son un detalle especial que desarrolla vínculos entre el regalado y el regalador.

Leer un libro es una experiencia intensa y que se extiende en el tiempo, y cuando esta novela es un regalo, esta  recomendación pasa a ser algo más. Es una especie de relación a distancia, un recuerdo, una asociación (la del libro con la persona que te lo regaló) que durará muchos años. Es la magia de las letras. Por eso no hay un regalo que lo supere.

Libro físico ¿O mejor digital?

Aquí viene la pregunta del millón, y no existe una respuesta ideal.

A nosotros particularmente nos encanta leer los libros en papel, debido entre otras cosas a que somos unos gafapasta y nos encanta tener las estanterías de casa llenas de libros. Estamos coqueteando con el síndrome de diógenes. El tacto del libro y la experiencia de lectura también nos parecen mejores en físico, pero quizá es que no nos hemos aclimatado a usar el Kindle o la tableta.

A favor del soporte digital hay que decir que cuando te haces a él es comodísimo, y permite almacenar un número de libros que si tuvieras que llevarlos en el equipaje quizá tenías que facturar 🙂