Paisaje en un grano de arena. Wisława Szymborska

Paisaje en un grano de arena. Wisława Szymborska

Cita: Un milagro corriente: que se produzcan tantos milagros corrientes.

No todos los poetas son capaces de crear un universo con su nombre, la Szymborska sí pudo. Porque hay un Universo Szymborska lleno de piedras, gatos, nubes, plantas, instantes fugaces con un turbulento pasado, astros que pasan, árboles con nombre, manos que abren picaportes, y sobre todo, una versión de los acontecimientos. Porque lo que conforma verdaderamente un universo es que tenga su propia mirada diferente sobre lo que lleva por dentro. Wisława tiene sus ojos y nadie más tiene sus ojos, o, como ella diría, Wisława no tiene los ojos de nadie más. Hay una manera de mirar Szymborska, cargada de humor y de una capacidad de sentarse al lado de cualquier cosa y hablarle de tú, y decirle: no sé nada de ti, déjame que te mire un rato y luego te bautice con palabras. Y así, como una niña que se encogiera de hombros y dijera ‘No sé’ trata Wisława al amor, a la guerra, a la lluvia, al día que se fue, a la ropa, a los álamos, a la derrota o a la muerte.
Wisława Szymborska no es grandilocuente ni dramática: es profunda, generosa e irreverente. La metafísica se la come con cubiertos de postre. Siempre me la imaginé con un cazamariposas gigante en la mano, corriendo detrás de los momentos y luego peinándolos con palabras hasta dejarlos amansaditos. Su manera de usar el lenguaje también es sólo suya. Y aunque quedemos a merced de los traductores (de algunos poemas hay tres versiones distintas al español), se le transparenta a la traición del canje la maestría, que significa: Szymborska en Paisaje en un grano de arena puede poner dentro de una frase sencilla tres abismos para que tú los puedas contemplar desde su misma ventana con maceta.
Empecé a leer a Wisława Szymborska al año siguiente de que le dieran el Nobel pero milagrosamente no la conocí por esnobismo literario, sino porque en esa época yo tenía un amante que a su vez tenía una amante polaca. Ella le pasaba poemas de Szymborska a él y él me los pasaba a mí. Así establecimos un tráfico mutuo entre nosotras de muchas otras cosas literarias. Miento, por supuesto.

Por fuera del libro:
Paisaje en un grano de arena en realidad es una antología de poemas de Szymborska. La edición de Lumen en español está descatalogada. La he tenido dos veces y las dos veces se me ha quedado en el camino. Esperemos que con la muerte de la autora se les afilen los colmillos y la vuelvan a editar.
Salen como hongos después de la lluvia los artículos después de la muerte, así que no contaré anécdotas de la autora que podéis encontrar perfectamente googleando y así me ahorráis la lectura de lo que escriban los carroñeros. Os dejo estos versos, que hablan de ella mucho mejor de lo que pudiera hacerlo yo:

En la hierba que ha crecido
sobre causas y efectos alguien debe tumbarse
con una espiga entre los dientes
para contemplar las nubes.

Paisaje en un grano de arena en polaco

Paisaje en un grano de arena en español

Una referencia bonita

Esta entrada fue publicada en Libros, Literatura polaca y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Paisaje en un grano de arena. Wisława Szymborska

  1. Salvador dijo:

    Súper Poeta, Wyslawa… de quitar el aliento. Gracias por la estampa.

  2. Ana dijo:

    Leeré a esta poeta, pero quiero saber si es verdad la historia de la amante polaca :D

  3. Describes a Szymborska justo como yo la percibo. La conocí cuando ganó el Nobel y durante mucho tiempo me dediqué a recolectar recortes con sus poemas y entrevistas (antes de tener acceso a toda esta información en internet). Ella es, tal vez, mi escritora favorita. Me proyecto en sus letras y en su filosofía de vida. Leyéndola he creado una imagen de la mujer que quiero ser.
    En fin. Todo esto para darte las gracias. Me gusta leerte. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *