Celia en la revolución. Elena Fortún

Celia en la revolucion_Elena Fortun

Citas: Yo me había figurado las revoluciones con muchedumbres aullando por las calles, hombres subidos a los árboles y a las farolas pidiendo cabezas; banderas y oradores que gesticulan en los balcones… Aquí hay silencio, polvo, suciedad, calor y hombres que ocupan el tranvía con fusiles al hombro… pero que en lugar de atacar parece que nos defienden de un enemigo misterioso y oculto debajo de la tierra.

Madrid ha variado mucho desde hace un año. Es como si estuviera muy enferma, o muy vieja, o muy pobre y ya no le importara nada… como esas mujeres que ya no se peinan, ni se lavan, ni se cambian el vestido…

Esta tarde han tirado panecillos, cientos de panecillos, desde un aeroplano, metidos en bolsas de seda con la antigua bandera. Nadie los ha comido.

¡Que no es nada, querida mía, que no es nada, lucero!

Qué difícil es hablar de ciertos libritos acampados en tu sentimentalidad, sobre todo cuando te gustan tanto como a mí me gusta Celia en la revolución. Que, por cierto, decir Celia en la revolución es casi como decir Sissi Emperatriz en las barricadas, una burrada tremenda, porque Celia es una niña traviesa pero es una niña bien de la calle Serrano, crecida entre encajes y sedas, institutrices inglesas y criadas castellanas, hasta que le estalla la guerra civil en la cara. Y a pesar de sus privilegios de clase (a sus dos hermanas pequeñas se las lleva el ama pueblerina, su hermano está interno en un colegio muy chic de Londres, su tía Julia —con todos los defectos y virtudes de esa España de Felipe II— le arregla una casita en Chamartín con muebles de caoba y palosanto, encuentra a una muchacha de nombre Guadalupe que le hace las faenas de la casa y quien la llama señorita aunque compartan el hambre), la guerra es la guerra (toda la crueldad y la solidaridad se pueden leer en Celia en la revolución, Elena Fortún sabe muy bien retratar tipos y comportamientos de una sola plumada.) Al abuelo de Celia lo fusilan los fascistas por darle armas al pueblo (Pero… ¿qué chanfainas de Historia os enseñan en esos Institutos de cuerno? ¿Es que te figuras que el pueblo da armas a sus soldados para que opinen, y quiten gobiernos, y pongan reyes y ametrallen al mismo pueblo?) y el padre de Celia resulta herido porque se va a la sierra con la escopeta de caza de su sobrino, una escopeta de caza que todo lo que cazó fue para colgarlo encima de la chimenea, nunca para alimentarse. Y aquí está el nudo que me desacomoda de Celia en la revolución: al mismo tiempo que me dejan perpleja las cosas de niña rica que se le ocurren a Celia, me causan ternura y horror intelectual. Hay cierta ingenuidad en esta gente con dinero viejo que decide adoptar posturas ideológicas cercana a los desahuciados que resulta casi cruel y bastante incomprensible a esos mismos desahuciados; primero porque esas posturas descansan en un paternalismo protector hacia las clases bajas que apesta un pelín a superioridad y que a Elena Fortún le supura a pesar de sus loables posicionamientos políticos; segundo porque nunca van acompañadas del abandono de las costumbres acomodadas, como tener servicio a su servicio o preocuparse de comprar flores para el aparador y guantes de cabritilla en medio de un bombardeo, o atraversarse hambrienta todo un Madrid destrozado y lleno de fusilados para hacerse ondas en el pelo, gestos que lejos de espantarme me conmueven de Celia Gálvez de Montalbán.
Leer a Elena Fortún es como entrar en un planeta lejano que ya murió pero donde las calles llevaban el mismo nombre que llevan ahora, en una España que entonces era moderna y que a estas alturas ya incluso dejó de ajarse y volverse amarilla al fondo de los cajones perfumados con ramitos de romero y lavanda, porque ya nadie guarda nada al fondo de los cajones de la ropa blanca, sobre todo porque ya no existe la ropa blanca, una España donde se compraba carbón para alimentar los braseros, donde se comían garbanzos y habichuelas y las colchas eran de ganchillo y en todas las casas había un huevo de madera para zurcir las medias y la valía se medía más por el orden social que por la valía en sí (muestra: Materialmente y espiritualmente es un gran señor, pero el ambiente social en que ha nacido no le ha proporcionado los medios de elevarse), una España tan dividida y tan llena de sorderas mutuas como la de ahora.
Qué bonito habla la Fortún de los olores de la madrugada, del humo de la leña de jara, de las hierbas recalentadas por el sol, de un abrigo nuevo o del corte de un vestido, y cómo imita como nadie el habla popular y de los niños y de las criadas, unas veces esclavas devotas de la familia a la que sirven y otra fieras de presa que esperan su oportunidad de abalanzarse contra su patrona con todo su rencor y odio de clase (muestra: Los hombres se meten siempre en lo que no les importa en vez de ocuparse de su casa…  ¡No paece sino que ellos van a arreglar el mundo y se lo saben too…! A mí se me hace que toos los hombres juntos parlando de lo que no entienden, son los que arman las revoluciones… Las mujeres, unas mejor y otras peor, saben cómo arreglar su casa…  Si los hombres tienen que arreglar el mundo, ¿por qué no los enseñan?) Ah, y la tristeza de perder la guerra, el acomodamiento de los que estuvieron esperando que todo terminara para ejercer sus venganzas, los muertos apilados en las afueras.
A Encarnación Aragoneses de Urquijo, verdadero nombre patricio de Elena Fortún, la tengo metida en la misma bolsita bordada que a Carmen Martín Gaite, Carmen Kurtz, Asun Balzola (de quien son las ilustraciones, además, de la única edición existente de Celia en la revolución), autoras que van unidas para mí a la infancia y a cierto espíritu caduco de feminismo esperanzado y a universos caseros aún más caducos que esas ganas de luchar contra el rinconcito impuesto.

Por fuera del libro:
Elena Fortún tenía ya catorce años cuando empezó el siglo XX. Su padre era guardia real. Su marido se suicidió en Buenos Aires en 1948. Estos dos hechos masculinos que para una mujer de la época marcarían el principio y el fin de una vida, no definen a la Fortún, que formó parte de la generación de mujeres acomodadas y cultas que en los últimos años alfonsinos y durante los años de la República levantaran el Lyceum Club de Madrid, que, cómo no, fuera llamado el “club de las maridas” por sus detractores y que en los tiempos que corren tendría la misma vigencia. Los dos enlaces que os dejo están estupendamente bien documentados y escritos, así que leedlos y me ahorráis trabajo.
Hasta 1987 no se publicó Celia en la revolución, y luego, para regocijo de los desalmados libreros de viejo que venden los ejemplares sobrevivientes del libro a precio caviar, no se ha vuelto a editar. Le debo a mi hermano el escaneo del libro sacado de la biblioteca de mi pueblito. Si alguien lo quiere que me lo pida y se lo mando, porque no lo voy a colgar. Espero que Aguilar o Alianza (dueña actual del catálogo de Aguilar) lo vuelvan a publicar, con los dibujos espléndidos de Asun Balzola, para desesperación de los desalmados libreros de viejo.

Celia en la revolución

Monumento en el Parque del Oeste de Madrid dedicado a Elena Fortún

Esta entrada fue publicada en Libros, Literatura española y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

169 respuestas a Celia en la revolución. Elena Fortún

  1. ¡Cómo te entiendo! Leí algo sobre Encarnación Aragoneses, creo que fue Martín Gaite la que dejó noticias de ella. En casa, tres generaciones de niñas la hemos leído, yo la de enmedio. Compré este libro hace años, no para mí, y creo que no llegué a leerlo. Por ahí debe estar, cualquier día lo busco.
    Sí, muy burguesa, pero era genial Elena Fortún. Con toda esa saga que se marcó de cuchifritines, milas, patitas, miss flys y esa niña horrorosa que era la Cenicienta al revés: Matonkikí. Todo un mundo con sus burros, los gitanos que recogen a una de las niñas, el abuelo del pueblo, la chacha, el morito (no recuerdo su nombre). Pintaba una España multicultural con todo un repertorio (más o menos) típico.
    ¡Qué tiempos!

    • Loulou Lee dijo:

      Yo sacaba los libros de Celia de la biblioteca, cuando era pequeña. Me gustaban mucho. Y Encarnación Aragoneses escribe endiabladamente bien. Lamentablemente, las mujeres de generaciones anteriores de mi familia nunca leyeron un libro. Quizá por eso el mundo de Celia me parecía tan extraterrestre como el de Philip K. Dick.
      Quiero volver a leer Celia se casa, que me parece que también tiene que ser todo un retrato marciano.

      • Celia Isabel dijo:

        Hola!
        De pequeña leí varios libros de Celia, empecé con “Celia lo que dice”, el cual me regalaron en un cumpleaños debido a que la protagonista se llamaba como yo, y a partir de ahí leí varios después.
        Me gustaría saber si podrías hacerme llegar “Celia en la revolución” ya que he estado leyendo tu crítica y me han entrado muchísimas ganas de leerlo, gracias

      • Manuela Dominguez dijo:

        Me gustaría poder leer Celia en la Revolución y no se cómo conseguirlO. Comprarlo es imposible y no se cómo conseguirlo en Internet, si pudieras mandarmelo te quedaría muy agradecida. He leído todos los libros de Elena Fortun pero este está des catalogado. Me encantó tu crítica . Gracias adelantadas
        Manuela Dominguez

        • eva dijo:

          No se si a estas alturas lo habrás encontrado ya, pero hace poquito ha sido reeditado celia en la revolución y se puede encontrar en las librerías normales, junto a todos los demás. Yo lo compré ayer y ya llevo la mitad del libro!

    • Carmen Cruz dijo:

      Solo he leido este libro de Celia porque Alguien se lo regaló a mi madre. Estuvo mucho tiempo, junto con otro de Celia, censurado y, por tanto, sin publicar. Mi madre fue de las que vivió la guerra en Madrid, y se acuerda todos los horrores que describe Celia que se vivieron en aquella época. Incluso yo que no viví aquellos tiempos, tuve que dejarlo porque las descripciones que hace las estás viendo y me parecieron una auténica salvajada. Me parece un libro buenísimo pero tristísimo.

  2. Anabel dijo:

    Soy admiradora de Elena Fortún, con sus virtudes y sus defectos, Me encanta la crítica que has hecho de este libro que yo no soy capaz de conseguir en ningún lado ¿sería posible que me hicieses llegar el escaneo? te lo agradecería un montón.
    Un saludo

    • Loulou Lee dijo:

      Te lo mando por mail.

      • Gisella Gomzález de la Rocha dijo:

        Espero no llegar demasiado tarde a este coloquio virtual en torno a Celia, el personaje encantador de Elena Fortún. Soy mexicana a punto de cumplir setenta años. Crecí leyendo. Entre lo más entrañable de mi infancia, están las andanzas de la madrileñita que sembró en mi imaginación el hambre por conocer la tierra de mis antepasados. Durante mi última estancia en Madrid, hace un par de años, pide hacerme con algunos títulos de aquellos que estaban en la biblioteca de casa para nosotros los niños. Nunca leí Celia se casa ni mucho menos Celia y la revolución ¿sería posible recibirlos vía electrónica? ¿Qué he de hacer para ello? Gracias. Saludos desde Tequisquiapan, Qro. En México.

  3. carmen dijo:

    ¡Hola!

    ¿Podría recibir una copia del escaneo del libro? Yo también era muy fan de los libros de Celia cuando era pequeña (bueno, y sigo siéndolo) y cuando leí “Celia en la revolución” con unos 8 años se me quedó grabado a fuego en la mente. No sé cuántas veces releería el ejemplar que había en la biblioteca pública de mi ciudad… Lo he estado buscando desde que tengo uso de razón en las librerías de viejo que me encuentro pero es de los pocos que me faltan de la colección, así que te agradecería muchísimo poder recibir el escaneo.

    Mil gracias por adelantado.

    ¡Un saludo!

    • Loulou Lee dijo:

      Ahí te lo mando.

      • Lucía dijo:

        Me encantaría poder leerlo. Esta semana he estado enferma en el hospital y mi hermano me ha descargado los capitulos para que los viese allí y estuve encantada.. Y ese libro es el único que no he leído, ¿Podrías pasarmelo?
        gracias

        • Loulou Lee dijo:

          Te lo paso y a ver si leyéndolo se te hace más llevadera la convalecencia.

          • CAROLINA FUENTES dijo:

            HOLA LOULOU LEE, YO SOLO LEI MIL VECES EL LIBRO “LOS CUENTOS QUE CELIA CUENTA A LAS NIÑAS” DE ELENA FORTUN, DE NIÑA HASTA YA DE ADULTA, SOLO QUE EN UN CAMBIO DE CASA SE PERDIO Y SIEMPRE LO HE LAMENTADO. POR ESE MOTIVO ME COMUNICO CONTIGO PARA PEDIRTE ME ENVIES POR FAVOR UNA COPIA, QUE OJALA LO TENGAS. GRACIAS POR ANTICIPADO. DIOS TE BENDIGA.

          • CAROLINA FUENTES dijo:

            SI NO TIENES EL LIBRO DE “LOS CUENTOS QE CELIA CUENTA A LAS NIÑAS”, POR FAVOR ME PUEDES ENVIAR “CELIA EN LA REVOLUCION”, GRACIAS.

      • Angélica Minero dijo:

        Por favor Lou Lou me podrás mandar Celia en la Revolución en PDF. Me lo regaló en 1988, durante unas vacaciones en Espana, un viejo soldado republicano muy amigo de mi abuelo. Pero ahora vivo en Suecia y me gustaría volver a releerlo.
        Muchas gracias,
        Angélica

      • Eva dijo:

        Hola Loulou Lee! Ando buscando este libro desde hace tiempo ya que a mi abuela le encanta, tiene hasta recortes de periódicos del estilo “5 cosas que no sabías de Elena Fortún”. Me encantaría poder regalárselo para su cumpleaños. Podrías mandármelo a mi también? Ya tengo visto hasta un lugar para encuadernarlo de manera artesanal y algunas ilustraciones.

        Mil gracias!

        • Loulou Lee dijo:

          Lo tienes en el enlace al final del post :)

          • Eva dijo:

            Mil gracias!!!! <3 te deseo la mejor semana del mundo :)

          • Maria Dolores dijo:

            Hola,yo también soy una fiel seguidora de los libros de Celia.LLevo años buscando el de “Celia se casa”.De pequeña lo tuve y creo que en una mudanza se perdió.He hecho todo lo posible por tenerlo,buscando en segunda mano,poniéndome en contacto con la editorial y buscando en internet y la biblioteca.Si alguien de vosotros pudiera mandármelo le estaría eternamente agradecida.Muchas gracias de antemano y saludos

          • Eva dijo:

            Hola :)!! Al final no he vuelto a editar con las antiguas ilustraciones y lo he enviado a imprenta!!! Ha sido todo un éxito, gracias nuevamente!

            Te dejo el link :)
            https://issuu.com/evafossi/docs/celia_en_la_revolucion_web

            Espero que todos pueden disfrutar ahora del libro en su máximo esplendor <3

    • Alejandra de Ferrer Daroca dijo:

      Me gustaría recibir una copia de “Celia en la revolución”
      ¿Me podríais decir la manera, por favor?

  4. Pingback: La bondad de los desconocidos | Laespumadelosdias's Weblog

  5. Mª Carmen Gil dijo:

    Buenas tardes:

    He adorado desde que tengo uso de conciencia los libros de Elena Fortún. De pequeña, Celia era mi ídola, mi heroína. He buscado este libro por activa y por pasiva sin ningún resultado. Por favor, te agradecería en el alma que me lo enviaras. Forma parte de mi biografía y sería una gran alegría para mi madre y mi abuela que fueron quienes me acercaron al universo de la Fortú. Gracias.

  6. María López dijo:

    Hola!

    Llevo muchísimos años buscando este libro, uno de los pocos que no tengo de Celia (a pesar de haberlo tenido en mis manos una vez siendo adolescente) y soy una verdadera apasionada de la literatura de Elena Fortún (me paso todavía la vida ubicando escenarios de las novelas de Celia, pensando en sus andanzas y, como te digo, conservando sus libros, algunos muy antiguos).

    Sé que alfaguara reeditó poquísimos ejemplares de “Celia en la Revolución” aunque nunca he conseguido hacerme con ninguno a pesar de haber buscado y rebuscado por internet.

    ¿Podrías hacerme llegar una copia escaneada? no sabría como agradecértelo.

    Muchísimas gracias de antemano.

    Un saludo!

  7. Victor Gutierrez dijo:

    Hola Loulou lee,
    me haria mucha ilusión que me mandaras el libro a mi también, he leido con mi madre la mayoria de los libros de esta serie y hace tiempo que andamos buscando este libro. Gracias!!

  8. Harkim dijo:

    Gracias por este artículo sobre Celia en la revolución. Además de que es muy reciente, daba la casualidad que llegué a él porque ha llegado a mis manos un ejemplar de una biblioteca pública. Aún no he terminado de leerlo entero, no quiero terminarlo entero aún, cuando algo me gusta lo demoro, no puedo hacer lo mismo con un helado o una onza de chocolate, sufrirían mis manos, pero sí con una canción con un libro, en fin, lo demoro, me recreo. Me he adelantado a este Celia, aún me quedan muchas de sus historias por leer. Me arrepiento sobremanera de haber soltado de mis manos ejempplares de Aguilar 2X1€, luego supe de su valía. La vida está llena de cosas importantes que dejamos escapar. Más me duele, a mis 29 años, haber dejado a escapar a Celia, a Elena, que a unos brazos que me ofrecían soledades, pero eso es otra historia. Volviendo a tu artículo, coincido contigo, perdona el tuteo, en que quizá de lo más bueno o interesante sea, el cómo salen a relucir entre lo polvoriento y lo pueblerino de una capital, que como bien decía Valeriana, no era pa`tanto, esos ribetes del espíritu de Celia, de la primera, aquella niña, más ingeniosa que ingenua, que nos sedujo con su “distinta a todo” y “entre todas las niñas”. La anécdota que citas de las ondas al agua por ejemplo, en contraste con la de sus alpargatas camino del hospital de Carabanchel. Celia en la revolución, bien merece ser desempolvada, por su forma de afrontar el conflicto, sin posicionamientos descarados, de primera mano, auténtica. En el cine no estaría mal. Disculpa por este comentario tan extenso, las pasiones, ya se sabe. Y perdona por el abuso: de Matonkíes, cuchifritines, o Celia institutriz, ¿algo por la red? otros libros si que están disponibles en formato pdf. Me gustará leer más críticas tuyas. Un atento saludo. Miguel Ángel.

    • Loulou Lee dijo:

      Gracias por el comentario tan extenso, así no me parece estar hablando sola. Y para eso son, o eran, los blogs, para que la gente comentara y dijera lo que le viniera en gana.
      No quiero que hagan una película de Celia en la revolución, presiento que lo estropearían todo; el cine español etcétera. Además me parece tan imposible retratar a esa Celia tan contradictoria, tan señoritinga entrañable y fuera del mundo (qué palabra más asquerosa, entrañable). También sería imposible eso que dices de la falta de posicionamiento. Qué pronto se olvida que en una guerra son todos malos, aunque en tiempos de paz los malos suelan ser siempre los mismos. Esa España que ya no existe está mejor en los libros de Fortún o de Laforet.
      No dejes escapar más libros ni más brazos, que tiempo hay para todo.

      • Esther dijo:

        Hola Loulou:

        ¡Cómo me alegro de haber encontrado tu blog! Al igual que algunas que me preceden en los comenarios, me introdujo al mundo de Celia mi abuela paterna cuando yo tenía 7 años, la edad de Celia al inicio de la saga. Mi abuela se había criado devorando los capítulos según iban saliendo en el periódico y en un entorno calculo que muy parecido al que retratan. Para mí es un retrato de una España que ya no existe y que hoy en día es casi tabú. Por eso estoy de acuerdo contigo y le temo a una eventual película, pues estaría sesgada con el corte de moda actual.

        Recientemente, a mis treintaitantos años he estado releyendo los libros y quisiera conseguir los que me faltan. Desde que apareció Celia y la Revolución quise leerlo, yo era ya una adolescente, pero fue imposible conseguirlo. Alguna vez lo intento cuando paso por un librero y nada. Asi que te agradecería muchísimo el enlace. Algo que me parece interesante es que cuando por fín se publicó, en los 80, Celia en la Revolución, mi abuela, cuya infancia a mí me parecía haber transcurrido en paralelo a la de Celia, no mostró ningún interés por él. Supongo que no quería revivir el horror de la guerra.

  9. Fan de Celia dijo:

    Hola Loulou! que agradable sorpresa para mi,,estos libros los lei con mi madre a partir de que hicieron la serie en la tele,me apasiono y más aun sus libros. Si fueras tan amable, me podrias enviar a mi también una copia del libro escaneado?Muchas gracias.Saludos

  10. maria dijo:

    Buenas noches,

    Aqui otra seguidora de Celia desde los siete años en que la descubrí en Celia lo que dice. Tengo muchos de sus libros y me encantaría poder leer Celia y la revolución, te agradecería que pudieras enviármelo, si no fuera molestia.
    Yo me quedo con los libros de su infancia, los otros son muy interesantes pero la vida le va mostrando otra cara mucho menos dulce a nuestra prota, aún así tienen un valor impresionante por las vivencias y la época que describen.
    Gracias por el artículo y por mostrarnos una parte más de este adorado personaje para mi.
    Un saludo
    María

  11. Fan de Celia dijo:

    Hola Loulou!muchisimas gracias,por enviarmelo,estoy super contenta!….una pregunta tienes también Celia se casa y Celia institutriz en America?o sabes donde podria encontrarlo?,esque ya seran los unicos que me falten y en la biblioteca de mi ciudad no lo tienen y ya no lo editan,,,,,bueno lo dicho muchas gracias por todo.Un saludo

  12. twinszara dijo:

    Yo tengo todos los libros de celia creo, los 20 de la colección y celia en la revolución , hay alguno más? Gracias

  13. carmeloide dijo:

    hola! podriaas mandarme una copia del libro por favor??
    muchas gracias!!

  14. carmeloide dijo:

    recibido!! muchísimas gracias!! te lo agradezco un montón!

  15. Regent dijo:

    Qué alegría haber llegado aquí! ha sido por casualidad y me encuentro con un post estupendo y un montón de personas seguidoras de Celia. Pensé que era yo la única nostálgica… ha sido como una regresión momentánea a mi infancia.
    Si no te importa me sumo a la petición…me gustaría mucho que me mandaras el pdf, este no me lo he leído…
    Muchísimas gracias!

  16. Ruth dijo:

    Qué bien encontrarme este post!
    Yo conseguí una copia del libro hace como un año, y despertó un montón de recuerdos! No tendréis Celia se casa o Celia Institutriz en América? El primero sólo lo encontré en la biblioteca, y el segundo, estoy detrás de un par de ejemplares de 2ª mano, pero de momento escapan a mi presupuesto…
    Gracias!

    • Loulou Lee dijo:

      Hay otras personas por aquí buscando esos dos libros. Yo de momento no los he encontrado. Os lo haré saber.

  17. Maribel dijo:

    Hola!! Estoy haciendo mi trabajo de fin de carrera de la literatura infantil de la postguerra y llevo mucho buscando ese libro… seria posible que me enviaras el escaneo??

  18. Marisa dijo:

    Aun no sabía leer cuando mi madre ya me leía capítulos de “Celia lo que dice”. Tuve la suerte de que mi madre, en su momento se compró toda la colección, que ya ella había leído de niña porque perteneció a su hermana mayor. Aun existe en casa de mis padres un ejemplar original y “casi” toda la reedición en tapa azul de los años ochenta (casi toda porque “Los cuentos que Celia cuenta a las niñas” y “Los cuentos que Celia cuenta a los niños” los compré yo ya de más mayor y se han venido conmigo al independizarme). Me costó mucho conseguir “Celia en la Revolución” y aunque es ilegal, una amiga que trabajaba en una copistería, y sabiendo lo difícil que es de localizar y el precio tremendo que tiene en las librerías de segunda mano, me lo fotocopió entero cuando lo saqué de una biblioteca. Ya había cumplido los 30. Los tengo todos, y “Celia en la Revolución” marcó respuestas a años de atosigar a preguntas a mi madre como “¿Por qué termina “Celia Madrecita” en Segovia y “Celia Institutriz” empieza en Buenos Aires?” “Ay, hija yo que sé, porque así lo escribió Elena Fortún” Comprendo ese 18 de Julio, fecha muy importante en nuestra familia, ya que era el cumpleaños de mi abuelo y el día que le metieron en la cárcel tal año de 1936 solo por pensar diferente que otros. Comprendo porqué a Jorge se le da por muerto. Comprendo porque Tía Julia no vuelve a aparecer. A ella y a su hijo los asesinaron durante la guerra. Comprendo… muchas preguntas que al fin, a los 30 años tuvieron respuesta. He crecido con Celia, con Cuchi, con Matonkiki, con Patita y Mila. Me llevaron los demonios cuando Mila no se dio a conocer a su tía Cecilia en Santander cuando viajaba con los titiriteros. Y la frase que más me duele de toda su obra “En el otoño murió mamá, al tiempo que nacía Maria Fuencisla”. Gran autora. Gracias por el post.

    • Loulou Lee dijo:

      Muchas gracias a ti por compartir tus recuerdos de Celia y de infancia y de todo y de manera tan conmovedora. Siento que me quedo corta en esta respuesta pero estoy en uno de esos momentos de frases dolorosas; esto es sólo un acuse de recibo.
      Y sí, es ilegal copiar los libros, pero también debería ser ilegal no reeditarlos.

    • Marilia dijo:

      Me encantó leer tu comentario, porque me reflejo totalmente en él. Lei todos los libros de Celia de pequeña, los tengo, pero claro, faltaba Celia en la Revolución, ya cumplidos los 30 lo conseguí y lo lei y….conseguí entender tantas cosas…

  19. Karine dijo:

    Tuve que pasarme horas en la BNE para leerlo para mi tesis y copiar páginas enteras pero no todas. Así que si pudieras mandármelo me harías un gran favor. Si os interesa Elena Fortún escribió cuentos y artículos en Crónica antes y durante la guerra, algunos muy politizados

  20. Uno Cualquiera dijo:

    ¿Podría mandárselo también por email a esta humilde comentarista, por favor? Gracias ;)

  21. Karine dijo:

    ya lo recibí, muchísimas gracias.

  22. CeliaForever dijo:

    Aún recuerdo mi primer contacto con el universo de Celia, cuando cayó en mis manos hace más de 25 años Cuchifritin, el hermano de Celia, jajaja. He vivido momentos muy entrañables, otros divertidos, otros tristes…. los libros de Celia deberían ser lectura obligatoria en los colegios.

    Muy interesante artículo. Llevo buscándolo muchos años y es prácticamente imposible encontrarlo, así que te agradecería que me enviaras el escaneo si fuera posible.

    Muchisimas gracias!!!!!

  23. Sara dijo:

    Me ha encantado todo lo que has escrito sobre el libro y sobre nuestra amiga Celia y la gran Elena Fortun!! Tras varios años intentando hacerme con ediciones posteriores a Celia Madrecita me he puesto en la búsqueda y captura de los libros siguientes como Celia se casa y he llegado aquí :) Si aceptas la petición yo también me sumo a la lista de personas que quiere ese escaneo milagroso jeje un saludo enormeee!

  24. Sara dijo:

    Muchas gracias!! Ya me ha llegado al drop!! Que ilusion mas grande jaja

  25. Angélica Minero dijo:

    Muchas gracias por enviarme la versión PDF, Lou. Y como bien dices “es un crimen fotocopiar libros pero también es un crimen no reeditarlos.” No puedo comprender como Aguilar ha podido permitir que pasen decadas sin presentarnos una segunda edición del libro, casi como si quisiesen echar tierra sobre los recuerdos desgarradores de la autora sobre la guerra y sobre sus simpatias políticas, por supuesto.
    Mi abuelo republicano en México no hablaba de la guerra, fue a través de “Celia en la Revolución” que comenze a comprender la gran perdida que la carcel y el exilio significó para él y para todos nosotros…

  26. Juanito Bowden dijo:

    Que ilusión me ha hecho ver esta entrada Loulou Lee. Cometí el error de prestar el libro hace muchísimos años y todavía espero la vuelta. Es uno de mis 10 libros españoles favoritos y hacerse con él al precio de robo que lo venden es imposible. Si me lo puedes mandar te lo agradecería sobremanera. Gracias por tu iniciativa de compartirlo.

  27. Luz dijo:

    Hola, soy una habitante de ese planeta en que se compraba carbón para la cocina y el brasero, y he jugado mucho con ese huevo de madera para zurcir los calcetines, huevo que mi abuela tenía guardado con hilos y botones en una lata vieja, creo que de galletas; es verdad que habité ese planeta poco tiempo, nací en 1949 y el mundo en seguida empezó a cambiar, pero está muy vivo en mis recuerdos, lo mismo que están los libros de Matonkiki y Celia que una prima de mi padre, bastante mayor que yo, conservaba de su infancia y me regaló. Es cierto que mi mundo no era como el de Celia, nos bañábamos en una tina de zinc y por supuesto no sabía lo que era una portera (ni una cocinera, ni una institutriz…), por cierto que, en mi inocencia – yo tendría unos siete años- creía que en Madrid se viviría así; en fin, que Celia me conquistó para siempre. En 1987 nació mi hija y en cuanto tuvo edad para leer le compré todos los libros que pude conseguir y los hemos disfrutado juntas. El otro día, ella, que vive ahora en Madrid, me hablaba de que, para hacer frente a los malos tiempos que estamos viviendo, se sentía como Celia madrecita , eso hizo que yo volviese a Elena Fortún y que te encontrase. Gracias, disfruté leyendo tus comentarios y repasando mis recuerdos del Lyceum Club de Madrid, sobre el que había leído bastante. Gracias otra vez y ¿podrías mandarme Celia en la revolución? Te lo agradeceríamos muchísimo mi hija y yo.

    • Loulou Lee dijo:

      Había una carbonería cuando yo era chica al lado de mi colegio; cuando íbamos a visitar a mi abuelo los fines de semana, hasta que cumplí cinco años, en su casa teníamos que bañarnos en un barreño de zinc. Y eso que yo nací en el 75. No estamos tan lejos de aquellas cosas como para no darnos cuenta de que menos mal que ya no existen. Gracias por tu comentario larguísimo, te compartí los archivos en Dropbox.

      • Luz dijo:

        Gracias a ti por el maravillosos regalo que nos haves; tú eres realmente una de esas hadas madrinas de las que hablaba nuestra Celia. un beso

  28. Estimada corresponsal:
    ¿Puedo sumarme al grupo de afortunados que han recibido por tu generosidad “Celia en la revolución”? Estoy preparando un relato casi histórico sobre una niña (real), que halló en los libros de Elena Fortún y en una maestra vocacional un paliativo a las desgracias terribles de la Guerra (ahora tiene 85 años y es bisabuela). Por mi parte, te ofrezco el acceso a mi blog, en particular, a los cuentos titulados “Crónica sentimental de la guerra civil”, algunos ya publicados en medios relacionados con la Memoria Histórica. Gracias y saludos.

  29. Loulou Lee dijo:

    A todos los que les comparto los archivos por Dropbox: la dirección de correo no la uso, por si queréis decirme alguna cosa no me escribáis ahí.

  30. Naran dijo:

    ¡Hola!
    Yo también tengo recuerdos de estos libros de pequeña, contados por mi abuela primero y luego ya leídos por mi.
    Si pudieras mandarme Celia en la revolución estaría totalmente agradecida.
    Un saludo. :)

  31. Irene dijo:

    Soy una entusiasta de toda la colección de Elena Fortún. De pequeña me “tragaba” sus libros. Las críticas que hacéis son muy buenas, aunque difiero en algunos matices.
    No se le puede quitar mérito alguno por el hecho de haber nacido burguesa y haberse criado entre encajes, etc. Esta escritora narra el ambiente que ha vivido y sería un error pretender que su Celia no viva como una “señorita”. Su gran mérito es la humanidad que muestra, la cual, no debe confundirse
    con un sentido paternalista.

  32. Andrea dijo:

    Qué grata sorpresa descubrir tu página, leer tu crítica y volver a revivir tantas sensaciones que Celia me evoca siempre. Sería posible recibir el ejemplar en pdf? Muchas gracias por tu generosa iniciativa!!

  33. Monica Barros dijo:

    Hola,

    Me encantaría tener el libro en pdf y te agradecería mucho que me lo enviases. Hace unos meses encontré un ejemplar en una librería de viejo, pero me pidieron 900 euros!

    • Loulou Lee dijo:

      Eso se arreglaría si volvieran a editar el libro. La usura es el peor de los pecados. Ya te compartí el libro en Dropbox.

      • Jose Ignacio Sáez Grech dijo:

        Hola, leí este libro una vez hace mucho tiempo, alguien se lo prestó a mi padre, después lo he buscado como loco y me es imposible encontrarlo, si fuera posible que me enviases una copia del escaneo te estaría muy agradecido, lo recuerdo como algo digno de leer muchas veces.

        Gracias de antemano, un saludo.

        Jose Ignacio.

  34. Rosalía dijo:

    Hola, yo también me aficioné a Celia cuando era una niña pequeña y mi madre me compró los libros en una librería “de viejo” a la que me encantaba ir, pero no he leído Celia en la revolución, ¿podrías compartirla conmigo? ¡Muchas gracias!

  35. Andrea dijo:

    Hola Lou! Gracias por añadirme a la carpeta compartida de Celia en la Revolución, pero creo que se han borrado los archivos, porque aparece vacía…. Gracias de nuevo, un saludo!

    • Loulou Lee dijo:

      ?! Pues no los he borrado yo, y no me deja recuperarlos. No los conservo en ninguna otra parte, así que voy a tener que pedírselos a quien se los haya bajado.

  36. Virginia dijo:

    Hola, he leído todos los libros de Elena Fortún, menos el de Celia en la Revolución. Te agradecería muchísimo si me lo pudieras enviar por email.

    !Muchas gracias!

    • Loulou Lee dijo:

      Me ha desaparecido del Dropbox y no lo puedo recuperar. En cuanto lo tenga te lo envío. Quizá alguno de los que ya lo tienen quiera enviártelo.

  37. Laura Marcos dijo:

    Hola, me gustaría mucho leer Celia en la Revolución, por favor, ¿puedes compartirlo conmigo? Muchas gracias

    • Loulou Lee dijo:

      Me ha desaparecido del Dropbox y no lo puedo recuperar. En cuanto lo tenga te lo envío. Quizá alguno de los que ya lo tienen quiera enviártelo.

  38. Elisa dijo:

    Hola: no sabes la alegría que me ha dado encontrar tu post,nada me haría más ilusión que poder leer “Celia en la revolución”.Celia ha sido mi compañera de infancia,he leîdo todos los libros muchas veces y he visto la serie de Borau,así que nada me haría más ilusión que me enviaras la novela escaneada.¡Muchísimas gracias por adelantado!Elisa.

  39. Elisa dijo:

    Hola otra vez: Acabo de darme cuenta Loulou que dices que te había desaparecido el Dropbox, es que le otro día estaba tan emocionada de encontrar esta página y tener la posibilidad de leer “Celia en la revolución” que no me paré a leer los comentarios. También he visto que había personas que buscaban “Celia se casa” y “Celia institutriiz”, pues yo los tengo y estoy dispuesta a compartirlos. ¡Qué alegría encontrar a tantos seguidores de Celia! Y eso que yo la descubrí a través de su hermano Cuchifirtín, que fueron los primeros libros que leí en la biblioteca del colegio. Creo que Elena Fortún plasma como nadie el mundo real visto a través de los ojos de una niña, aunque esta fuera tan singular como Celia. Uno de los capítulos que más me gustaban fue cuando Solita le relata como va a pasar el Carnaval ante una Celia vestida de “incroyable”que la miraba entre envidiosa y atónita. Este año he sido madre por primera vez y lo primero que hice fue colocar mi colección de Celia en la habitación de mi niña. En fin, pues que el que me pueda pasar “Celia en la revolución” se lo agradecería muchísimo.
    Saludos a todos.

    Elisa.

    • Loulou Lee dijo:

      Gracias, Elisa. Estoy intentando recuperar mis archivos y en cuanto lo haga los volveré a colgar y te los comparto. Mientas, espero que alguien te lea y te los quiera enviar.

    • carmenag dijo:

      hola Elisa, yo soy de México y es dificil conseguir los libros aqui, me podrias compartir celia se casa, celia institutriz y ojala tuvieras celia en el mundo, en verdad te lo agradeceria muchisimo

      • Loulou Lee dijo:

        Lo siento, Elisa, no tengo ninguno de esos libros. Quizá alguno de los comentadores lo tenga y lo quiera compartir. Saludos.

    • Patricia dijo:

      Hola Loulou y Elisa! Espero se encuentren muy bien.
      Les escribo desde El Salvador, soy seguidora de Celia y me encantaría
      que me pudieran enviar los archivos de Celia se casa, Celia institutriz y Celia en la revolución. De antemano muchas gracias y espero su respuesta.
      Patty

  40. Julia dijo:

    Hola, qué bonita entrada. Justamente estaba buscando este libro desde que una amiga me comentó apasionada su reencuentro con él tras haberlo leído durante la infancia sin mucha consciencia de lo que representaba. Te agradecería mucho si pudieras enviármelo a mí también. Gracias.

    Un abrazo.

  41. Genoveva Enríquez dijo:

    Estimada Loulou:
    Me sumo a la lista larguísima de peticiones de “Celia en la revolución”. Mi madre era fan de Celia de pequeña (años 30) y luego me los pasó a mí. Compró el que comentas en los 80, lo prestamos a un montón de amigas…. y se perdió. No lo hemos podido recuperar, buscamos en todas las librerías de viejo y en ferias de libros de ocasión, pero no lo encontramos. Te agradecería infinito que me lo mandaras para darle una alegría a ella, y por supuesto también a mí.
    Gracias por compartir ese tesoro.

  42. Loulou Lee dijo:

    Ya tenéis de nuevo Celia en la revolución, esta vez en un solo archivo en pdf.

  43. Elisa dijo:

    Muchisimas gracias, Loulou. Esta misma tarde empiezo a disfrutarlo.

    Un saludo.

    Elisa.

  44. Elisa dijo:

    He intentado prolongar la lectura de “Celia en la revolución” para disfrutarlo el mayor tiempo posible pero sin éxito, no he podido dejar de leer desde que lo empecé. Al principio si no fuera porque los nombres y lugares resultan dolorosamente cercanos hubiera pensado que me enfrentaba a una especie de “Lo que el viento se llevó” aunque eso sí con una heroína mucho menos caprichosa y altiva. Conforme lo he ido leyendo me ha ido atrapando cada vez más y su lectura me ha resultado maravillosa y no sólo por reencontrarme con Celia después de tanto tiempo sino porque creo que es la primera vez que he podido sentir lo que es la vida en la guerra, los olores, la tristeza infinita, la deshumanización,los transportes hacinados las vidas rotas y perdidas, el odio, las traiciones Había visto películas, leído libros pero ninguno me ha tocado como éste. Había visto películas, leído libros pero ninguno me ha tocado como éste. Me ha sorprendido y enternecido la ingenuidad de Celia y su ignorancia de la convulsa realidad del momento, sobre todo teniendo en cuenta que pertenece a una burguesía ilustrada y concienciada. Me parece mentira que el padre de Celia, personaje que siempre me ha parecido que salía muy bien parado en todos los libros, y que parece tener una gran complicidad con ella (incluso más que su madre que siempre me transmitió cierta frivolidad y desapego hacia su hija) no le hubiera hablado de estos temas, no puedo evitar pensar en cierto machismo bienintencionado, del tipo “mejor que tu linda cabecita no piense en estas cosas”. También me llama la atención lo lejos de la realidad que vivían Celia y su familia a pesar de ser unas personas concienciadas y que aparentemente tienen un trato cercano con el servicio. Entiendo que nuestra protagonista intente buscar la belleza en ese ambiente trágico, arreglando su casa o dándose algunos caprichos pero cuando Celia habla tan descriptivamente del hambre, del olor a miseria, me daban ganas de gritarle, ¿no te das cuenta de que mucha gente vive así siempre, sin necesidad de que haya una guerra? Pero bueno, en definitiva me ha encantado, me ha fascinado y Loulou yo tampoco creo que una película pudiera reflejar todo lo que supone, todo lo que transmite, todo lo que cuenta “Celia en la Revolución” .

    Un saludo.

    • Loulou Lee dijo:

      Qué comentario más generoso y apasionado. Y acertado. Gracias por dejarlo aquí. Creo que no puedo añadir ni opinar nada de nada.

  45. Almudena Enríquez de Salamanca dijo:

    Ay, qué ilusión me ha hecho encontrar este blog, tu artículo, los comentarios y que nos ofrezcas Celia en la revolución, creo que el único que me falta por leer. Tengo creo que todos, de mi madre. También podría compartirlos con quien quisiera. Un saludo! :)

    • Fan nº1 de Celia dijo:

      Hola Almudena! tu tienes Celia se casa o Celia Institutriz en América, me los podrías pasar? me faltan por leer y en ninguna biblioteca los encuentro,que alegría si me los pudieras pasar,muchas gracias. Un saludo

    • carmen ag dijo:

      hola almudena, podrias compartir los libros conmigo, soy de méxico y me ha sido dificil conseguir los que tengo(celia lo que dice, celia en el colegio, celia novelista y celia madrecita), si pudieras compartirme alguno de los que me faltan te estaría eternamente agradecida.

  46. Miriam Benítez dijo:

    Por favor,¿ podrías pasármelo?
    Acaba de fallecer un familiar y alrededor de la serie
    de Celia hemos pasado mucho tiempo juntos, y quisiera poder
    saber su final puesto que nunca la emitieron, muchas gracias!

  47. rafael castex domingo. dijo:

    Estimada Loulou:He tenido la inmensa suerte de encontrar esta página,referida a un libro que estoy buscando desde hace tiempo.Tengo todos los títulos de Celia,incluso algún ejemplar antiguo,de mis padres.Me encantaría que me mandaras Celia en la revolución,pues desde siempre le he oído nombrar a mis familiares.De antemano.te doy un millón de gracias y te animo a contimuar así.Un fuerte abrazo de Rafael.

  48. María dijo:

    Hola Loulou,

    He llegado a tu web un pco por casualidad, estaba leyendo un artículo en el cual se mencionaba este libro, Celia en la revolucioón y automáticamente he tenido un flash: he vuelto atrás en el tiempo, a cuando de niña mi padre me empezó a comprar los libros de Celia. La pena fue que relativamente poco después entré en la adolescencia y decidí pasar de los famosos libros de Elena fortún. Grave error por mi parte. No sólo por los buenos momentos que aquellos libros me dieron, sino porque investigando un poco, hubiera averiguado, como acabo de descubrir en los comentarios, que hay unos…. 20 libros? En las contraportadas de aquellos libros, recuerdo que se daba a entender que había unos 6 o 7. Lo cual me acaba de dar una de las mayores alergrias de esta noche.

    Te estaría eternamente agradecida si pudieses compartir también conmigo el libro escaneado. Y gracias por el artículo y por devolverme, por un ratito, al pasado.

    • María dijo:

      No conozco otra manera de acceder a ti que no sea por este comentario. Que alegría me he llevado al ver que tenía esperando a celia en Dropbox! Y que rabia no haberme dado cuenta de que llevaba un par de días esperándome!! Gracias gracias gracias y. 1000 veces más gracias. Ahora mismo me pongo a devorarlo :)

  49. Hola. Yo vivo en México y soy fan de Elena Fortún desde que, de niña, llegó a mis manos por casualidad un ejemplar de “Cuchifritín el hermano de Celia”. Desde entonces, leo los libros de Fortún que la misma casualidad logra hacer llegar a mis manos.
    Me encantaría leer “Celia en la revolución”. Me parece muy generosa tu oferta de enviar el pdf, ¿podría ser, por favor? Te estaré agradecida por siempre.
    Un saludo desde este lado del mar,
    Raquel

  50. Estrella Perez dijo:

    Acabo de descubrir tu blog y creo que voy a pasar los próximos días leyéndote… de momento todo apunta a que voy a disfrutar de lo lindo.
    Podrías pasarme la copia de Celia en la revolución?

    Mil gracias

  51. Mar dijo:

    Hola, vivo en España. Mi madre que ahora tiene 81 años desea enormemente leer Celia en la revolución. Lo leímos hace muchos años, cuando lo editaron, pues me lo prestó una compañera de trabajo. Me encantaría que me lo pasases. Sería el mejor regalo para ella. Desde niña lo leía y me contagió su entusiasmo por Elena Fortún.
    Desde ya te lo estoy agradeciendo.

  52. Mar dijo:

    Gracias, gracias, gracias. ¡Menuda alegría se va a llevar mi madre!

  53. alba dijo:

    Hola,me cantaria leer CElia en la revolucion. Te agradeceria mucho si me lo pudieras mandar a mi correo.muchimas gracias..un saludo

  54. Amara dijo:

    Hola Loulou:
    Qué emoción esta entrada! Celia me acompañó toda la infancia, los libros de Elena me descubrieron un mundo maravilloso, el de la lectura, creo que por eso le tengo tanto cariño. Si fuera posible yo también quisiera una copia.
    Mil gracias por adelantado. increíble tu generosidad
    Amara

  55. Ana dijo:

    Hola ¿podrías mandarmelo a mi también? no soy capaz de encontrarlo por internet, el único enlace que encontré estaba caido, gracias

  56. clara diaz dijo:

    Tengo todos los libros,incluidos los “dificiles” celia en el Colegio,Celia institutiz,y Celia en la Revolución,¡soy una afortunada”¡Pero los últimos son muy tristes,Patita y Mila solas en Barcelona…etc
    ¿Has leido la relación que tuvo con Carmen Laforet? en el libro de su hija,Cristina Cerezales, Musica Blanca? cuenta mucha cosas de Elena Fotun…

  57. marta cros dijo:

    Hola: Me gustaría regalarle el libro de “Celia en la revolución” a mi madre, que ya leía los libros de Celia de pequeña, y todavía los conserva. Como es difícil de encontrar. Podrías mandármelo en pdf?
    Gracias
    Marta

  58. marta cros dijo:

    Hola: Me gustaría regalarle el libro de “Celia en la revolución” a mi madre, que ya leía los libros de Celia de pequeña, y todavía los conserva. Como es difícil de encontrar. Podrías mandármelo en pdf o escaneado?
    Gracias
    Marta

  59. Rosalía Marín dijo:

    Leí los libros de Celia durante mi infancia, en los 50, y siempre me fascinaron. Sólo que en los últimos que leí, Celia madrecita, Celia institutriz… quedaba flotando una sensación de extrañeza y amargura que entonces no comprendía, tan distintos de los primeros.
    Luego por muchos años, me olvidé de Celia personaje, pero puse ese nombre a mi hija, y creo que fue por su influjo. Curiosamente, a ella no le interesaron los libros, la verdad, bastante desportillados, cuando se los ofrecí. Quizás mi nieta…, aunque los leyera en formato electrónico; ya veremos…
    Nunca he leído Celia en la revolución y me interesaría mucho hacerlo. Veo que es imposible, si no lo compraría. Eres muy generosa y me da apuro, pero ¿me lo puedes enviar?. Te estaría muy agradecida.

  60. Laia dijo:

    Mu ybuen post.

    Uf Celia, qué difícil es encontrar todos los libros. Una pena que no los reediten. No entiendo cómo las editoriales pueden tener a Elena Fortún tan abandonada, si la cosa sigue así, será imposible de encontrar cualquier título de la serie. En las librerías solo hay algún que otro libro de la última edición abandonado en algún rincón (esa de tapa blanda que ya tiene más de quince años). Y el resto por internet, porque ni siquiera las librerías de viejo tienen ya y si tienen alguno es cierto que lo venden a precio de oro.

    ¿Me podrías enviar el pdf de “Celia en la Revolución”? Te estaría muy agradecida. Tengo verdaderas ganas de saber de Celia y su familia durante la guerra y es que no hay manera de encontrarlo por ninguna parte! Muchísimas grácias de adelanto :-D

  61. Guio dijo:

    Crecí con los libros de Celia y me encantaban me los leía una y otra vez, pero de repente llegò Celia madrecita y me hice mayor con ella, de casualidad encontré en casa de mi abuela Celia institutriz y me fascinò a la vez q me pareció un libro durísimo!! Desde entonces he estado buscando libros posteriores y ayer por san Valentín mi novio me regalò la primera edición de Celia se casa!! Un tesoro q me hizo más ilusión q cualquier cosa!!! Sí pudieras mandarme Celia en la república te lo agradecería infinitamente! Un saludo y muchísimas gracias!!

  62. carmen ag dijo:

    Hola yo soy de méxico, aqui es bastante dificil conseguir los libros de celia, yo he conseguido leer los tres primeros, pero los demas no los he conseguido, te agradeceria mucho si me lo pudieras pasar en pdf ya que se los leo a mi hija y le encantan.
    Muchas gracias y es genial que compartas estos libros para que más gente y nuevas generaciones puedan disfrutar los libros de Elena Fortún.

  63. Vero dijo:

    Buenas, podíais enviarme el libro. Mi madre esta buscándolo y no sabemos donde encontrarlo. Muchas gracias

  64. Pilar Soteres dijo:

    Hola Loulou;
    paseando por La Coruña, vi en un anticuario “Celia en la Revolución”…ufff, ¡qué precio! y es que era la primera edición. Como yo lo que quiero es leerlo he tratado de encontrarlo, pero no hay manera. ¿Sería posible que me lo enviaras en pdf? Te lo agradecería un montón. Gracias.
    Pilar Soteres “fan” de Elena Fortún

  65. Salvador Calabuig Sorli dijo:

    Tengo muchos libros de Elena Fortún comprados en librerías de viejo y en el rastro de Valencia. Lei “Celia y la revolución” hace mucho tiempo y como todo lo que escribió Elena me fascino, perdí el libro que resulta inencontrable. te estaría tremendamente agradecido si me lo puedes hacer llegar. Gracias y enhorabuena por tu interesante blog y por tu estupenda iniciativa.

  66. Loulou Lee dijo:

    Perdón por la tardanza pero ando un poco desconectada. Ya os he compartido el pdf a todos en Dropbox. Gracias a todos.

  67. MORIS dijo:

    Hola Loulou, ayer por casualidad me encontré con Celia en el Mundo y me lo leí de un tirón. A este libro le ha pasado como al osito de Celia, viaja en lugares insospechados y siempre vuelve a aparecer, eso sí cada vez un poquito más viejo y sobado. Esta vez apareció en Suiza y volver a leerlo ha sido tan divertido como siempre. Hoy me levanté decidida a saber algo más de Elena Fortún y en internet me encontré tu interesante post sobre “Celia en la revolución”. Te confieso que no sabía ni que existía, me encantaría que me compartieras el PDF. Un saludo cariñoso para ti y el resto de admiradores de Elena Fortún.

  68. Ana dijo:

    En mi caso ya lo había conseguido, lo encontré unos días después buscando por la red, soy muy terca XD pero gracias de todos modos

    También se lo envié a mi madre que fue por la que conocí a Celia, me los leía de pequeña, por desgracia los de mi madre de pequeña se perdieron y yo solo conservo dos de mi infancia, Cuchifritin y sus primos y Travesuras de Matonkiki, aunque gracias a la red he conseguido Celia lo que dice y Celia en el colegio y ya los estoy releyendo

    La verdad que Celia en la revolución no me extraña que fuese inédito, lo mantuvieron inédito diría yo porque un libro que empieza con el abuelo de Celia echando pestes contra los militares sublevados en 1936 tuvo que ser durante mucho tiempo impublicable

  69. MORIS dijo:

    Hola Loulou, gracias por compartirme la carpeta pero …oh qué desilusión…está vacía!!
    Puede alguien volver a colgarlo? Gracias por adelantado!

  70. Fátima dijo:

    Llevo un par de días haciendo un revival de mi infancia con la colección de Celia… ¡y de repente descubro que existe un libro del cual no sabía absolutamente nada! Qué sorpresa y cuánta intriga. ¿Podrías pasármelo o incluirme en la carpeta de dropbox, por favor? Mil millones de gracias.

  71. marta dijo:

    Hola: Gracias por mandarme el libro. Lo imprimí para encuadernarlo y regalárselo a mi madre y luego vi que faltan páginas de la 1 a la 15 yla 72 y 73. Al día siguiente ya no pude acceder a la descarga ¿es normal?
    Me gustaría que me lo mandaras de nuevo con las páginas que faltan.
    Gracias
    Marta

  72. Isabel dijo:

    ¡Hola, Loulou!

    Ayer estaba en el trabajo y una compañera y yo nos pusimos a hablar de libros de nuestra infancia. Resulta que las dos somos unas entusiastas de Celia. A ella la pasión le viene de familia, tiene incluso varios libros heredados por su abuela. Sin embargo, nunca había oído hablar de “Celia en la revolución”.

    Yo siempre he querido leerlo y nunca lo he encontrado, así que te agradecería mucho si pudieras pasarme el PDF. Así también podría compartirlo con mi compañera de trabajo.

    ¡Muchas gracias por esta entrada de blog! ¡Se nota el cariño que le tienes a estos libros!

  73. Isabel dijo:

    ¡Hola, Loulou!

    Muchas gracias por una entrada de blog escrita con tanto cariño. Siempre me pongo muy contenta cuando encuentro a un entusiasta de la obra de Celia y más aún cuando me enseña algo nuevo.

    Desde hace mucho tiempo he buscado el libro de “Celia en la revolución” y nunca lo he encontrado, ni siquiera a precios disparatados en anticuarios. Te estaría muy agradecida si me pudieras enviar el documento en .pdf.

    ¡Muchas gracias por tu tiempo!

  74. Paula dijo:

    Hola:
    Yo no he tenido aún el privilegio de leer nada de Elena Fortún y me he topado con esta escritora y ‘Celia’, de casualidad.
    Soy estudiante española pero en estos momentos me encuentro en Atenas y estoy elaborando un trabajo sobre el teatro. Buscando información descubrí a Fortún y encontré tu estupenda crítica literaria. GRACIAS porque manejas con maestría las palabras y has hilado perfectamente tu opinión y el sentimiento que te produce esta escritora y su obra, logrando contagiarme.
    Aunque preferiría enormemente tener el libro físico en mis manos, y por lo que he leído parece una misión casi imposible, me gustaría conseguir el formato ‘pdf’ que tan amablemente compartes con los que te siguen. Si no es mucha molestia, te estaré muy agradecida si me lo haces llegar también a mí.
    ¡Un saludo desde Grecia!

  75. Esther dijo:

    Hola,
    Debo confesarte que me acaba de dar un vuelco el corazón y me siento como si hubiera vuelto a mi infancia y me he visto rodeada por Pirracas, Cuchifritín y esos personajes con los que pasé tantas horas.
    Llevo casi 20 años queriendo leer ese libro, si me lo pudieras enviar te lo agradecería mucho. ¿Cómo te facilito mi correo?
    Muchas gracias y sigue escribiendo así.

  76. Olza dijo:

    Mi caso es parecido a los anteriores. Mi madre tiene la colección completa desde sus primeras ediciones salvo ésta, por la que le pidieron 300 euros en un librería de viejo, y le haría mucha ilusión leerlo. ¿Podrías enviarme el enlace? Gracias LouLou

  77. Loulou Lee dijo:

    Hola a todos y gracias por andar por aquí.
    Alguien me ha dicho que faltan páginas en el pdf, ¿es así? El pdf lo armó amablemente uno de ustedes y la verdad es que nunca lo comprobé. Dejo en la carpeta de Dropbox escaneadas las páginas sueltas en .jpg.

  78. Isabel dijo:

    ¡Muchísimas gracias, Loulou!

  79. Fátima dijo:

    Reitero: mil millones de gracias por este tesoro. Es cierto que le faltan algunas páginas, pero bueno, no es estrictamente necesario. Lo que sí me intriga un poco es el final, en el pdf como página 300 (la 301 sería una ilustración) y la frase “¡Estoy en manos de Dios!”. Me parece bastante abrupto teniendo en cuenta dónde comienza “Celia institutriz”. ¿Termina realmente ahí o pudiera ser otra ausencia de páginas? Si es que sí, Elena Fortún se adelantó medio siglo a los cliffhanger de TV xD

  80. La Buhonera dijo:

    Te agradecería muchísimo se pudieras mandarme el libro escaneado a labuhoneradelbaul@gmail.com

    Mi abuela me regaló todos los libros que reeditaron, y me prestó los que ella tenía de cuando los leyó de niña. Me encantaron, y la verdad es que lamento que no se reeditaran todos. De hecho a Cuchifritín en la reedición de Aguilar apenas lo conocemos.

  81. Teresa dijo:

    Hola a todos. Hace unos días descubrí la existencia de este libro y me encantaría poder leerlo, cuando era pequeña me leí los veinte libros de la colección que estaba en la biblioteca de mi colegio. Ahora conseguí alguno de los reeditados y se los leo a mis hijas. Gracias por compartir este libro que considero un tesoro de antemano.

  82. Rubén Nieto dijo:

    Hola, Loulou. Acabo de descubrir este blog a través de un comentario en Facebook del libro “Celia en la revolución”. Tanto el blog como tu artículo sobre este libro me han encantado, así que me atrevo a pedirte el favor. ¿Podrías enviarme el pdf a mi dirección de correo? Muchas gracias.

  83. Monica dijo:

    Hola! Me lo podrias mandar por favor? Muchisimas, muchisimas gracias!

  84. Lola dijo:

    Buenos días !
    Estoy haciendo un Master de Igualdad y Género , estoy buscando :
    Celia y la revolución para un análisis desde la perspectiva de género.
    Me podría usted mandarmelo,por favor !
    Gracias !
    Un abrazo !

  85. Esther dijo:

    Hola:
    Como gran despistada, perdí el archivo que me enviaste,si me lo volvieras a mandar me harías un favor enorme.
    Un saludo y mil gracias de corazón

  86. Ana dijo:

    Hola, he estado leyendo todos los comentarios y veo que llevas con esto bastante tiempo. Espero no llegar demasiado tarde…
    Ayer estuve hablando con una amiga de los libros de Celia y de cómo reflejan aquella sociedad y aquella época. Y me habló de Celia en la revolución. No conocía su existencia pero me pareció muy interesante. Y más ahora que he leído todo esto.
    Te agradecería muchísimo que lo compartieras también conmigo.

  87. Ana dijo:

    Ya no es necesario, así no te molesto. Lo he encontrado ya. Muchas gracias.

  88. Como adicta a Celia quiero decir que no estoy de acuerdo con el enfoque sobre Celia como “niña bien/ bien”. Creo que, al igual que Elena Fortún, en realidad era una desclasada.
    Decía Juan Benet que los escritores son siempre unos desclasados, y creo que no le faltaría razón en este caso:
    En ambas hay una diferencia social muy clara entre sus padres . Y no pertenecen ni al mundo de la aristocracia ni al de la burguesía, sino que tienen un pie en cada lado.

    Elena Fortún pertenecía por parte de madre a una familia de la nobleza vasca y por vía paterna a un estamento militar medio, que puede considerarse “burgués”.

    También Celia es por parte de madre nieta de un general que procede de una familia con árbol genealógico y blasones. Su padre, sin embargo, aunque sea universitario ( el único de su familia, salvo un sobrino médico), carece de pedigrí. Y no posee bienes de familia. Sus orígenes son difusos. El maravilloso tío Rodrigo es un hombre que ha hecho dinero y con mundo, pero bastante vulgar para lo que se considera “ser gente bien de toda la vida”. Y la otra hermana del padre es la ordinariez encarnada. Me remito a los episodios en la Costa Azul, donde dicha señora se explaya en comportamientos que podríamos denominar “de medio pelo”frente a la exquisita familia francesa amiga.

    La madre de Celia-a la que por cierto ésta pone verde de forma subliminal ( nunca está en casa cuando vuelve del colegio, y si está es preparándose para salir, no puede con ella ni entiende nada y la ingresa como interna en un colegio etc) es una gastadora compulsiva y según deja caer Celia bastante frívola ( caso de los trajes de París o cuando se empeña en comprar una carabela para el salón )hasta el punto en que cuando muere deja a su familia endeudada hasta la ruina. Ella sí que es niña bien/bien de provincias, de ascendencia noble y con cerebro de mosquito. Su hermana, la madre de Pili y Miss Fly, está casada por interés con el espeluznante Tío Tomás, el padre de Matonkikí, otro vulgar enriquecido. Y todo el mundo acepta ese matrimoniazo con gran naturalidad.
    Ambas son lo que en la época se consideraba “unas verdaderas damas”.
    Por eso Celia puede ingresar en ese extraño colegio de Toledo a donde la llevan después de abandonar el de las monjas. Sin embargo, ella no lo es, al ser fruto de un matrimonio desigual.

    A lo mejor este análisis sociológico a vuela pluma no está bien argumentado. Si tuviera los libros a mano lo podría documentar con ejemplos mucho más precisos.

    • Loulou Lee dijo:

      Muchas gracias por este desmenuzamiento sociológico de la familia de Celia. Es una de las cosas que más me llaman la atención de los libros. Todo ese mundo ya casi no existe.

    • CELIA dijo:

      El “desclase” de Celia no sólo viene de ahí, ella tiene bastante tendencia a juntarse con gente de clase inferior, y es más, a preferirles antes que a los de la suya, por ejemplo tiene mucha más confianza en las enseñanzas de la vieja doña Benita, casi analfabeta y con un conocimiento puramente supersticioso, que en las monjas que le dan clases; en Celia, lo que dice se ve claramente su amistad con Solita, la niña del portero; pero donde mejor se ve es en el caso de Maimón, el niño que es esclavo de su tío(es una curiosa contradicción, porque por un lado el personaje del tío Rodrigo es mucho más progresista que otros personajes-por ejemplo, su poca confianza en las monjas, o su matrimonio con una mujer francesa, que eran más avanzados socialmente-, y sin embargo, tiene un niño como esclavo, al que separó de su familia y su tierra, no paga, ya que Maimón sólo recibe techo, comida y ropa por su trabajo, pero no sueldo que sí recibe por ejemplo la vieja Basílides, y recurre al castigo físico cuando el niño hace algo que no debe), y sobre todo la pandilla andrajosa de los monaguillos, a los que es obvio que prefiere por encima de sus compañeras de buena familia).
      En cuanto a la madre de Celia… sí, es obvio que es una de esas mujeres ricas bastante superficial, y muy desapegada de su hija, a quien no acepta como es (lo cual no quiere decir que no haya que educar, por supuesto)y trata de cambiarla incluso teniéndola alejada de ella años y años, y a mí no me parece mal que se tengan actividades, aficiones etc personales, pero soy de las que piensan que hay que intentar combinarlo todo: tiempo para el trabajo, para la familia, para las amistades, para la pareja, para uno solo… Pero bueno, esto ya es una opinión personal, en realidad quería decir que es una representación pura de los cánones de conducta super disciplinada que se aplicaba en aquella época a niñas y mujeres, que se retrata no solo en la madre, sino también en miss Nelly, las monjas(de una manera que es cruel, es que cualquier cosita es pecado y amenaza de fuego eterno), las normas también represivas aunque menos feroces de su tío Rodrigo y los ambientes que él frecuenta, la familia francesa que aunque más avanzada también se las trae(el ejemplo de la cena navideña en el castillo de la amiguita es tremendo, casi no las dejan ni moverse), y finalmente el colegio de Toledo; se trataba de borrar por completo la individualidad, la rebeldía, la autonomía personal, y convertir a las niñas y futuras mujeres(porque a los niños los sometían también, pero no era tan cruel) en criaturas sumisas, dóciles, que dijeran “amén” a todo, recatadas y abnegadas, al servicio de todos, sin aspiraciones propias más que ser la perfecta madre y esposa de acuerdo a las normas, y es que se ve perfectamente en los libros, en varias ocasiones se ve que el concepto que había de “ser una niña buena” era ser una estatua que obedece a todo sin cuestionar nada, ni apenas habla ni se mueve, toma responsabilidades de mujer adulta(la obsesión de la madre de que sea ella la que se responsabilice de su hermanito o de los primos) y sólo busca complacer, y Celia es “mala”, al no plegarse a esos mandatos, cuando la bondad de corazón de Celia, su capacidad de empatía y de ser generosa, es algo que resulta una constante en los libros: su amistad con Solita y Maimón incluso dándole de sus juguetes a la primera y acusándose en falso de una torpeza del segundo para evitarle los golpes, sus esfuerzos porque no tiren una ermita porque se disgustaba un abuelo impedido, el dar sus ahorros a la señora anciana de la buhardilla disfrazada de santa, su oposición a que se tiren los cachorros de la perra del pueblo o dos camadas de gatitos, su preocupación por el perrito que abandonan los guardas, la compra del burrito al que iban a quemar, la amistad con los monaguillos y su pandilla, el acusarse a sí misma incluso de un asesinato para que no castiguen a nadie, su falta de rencor hacia otras niñas internas incluso cuando la putean, su acercamiento a la casita de los pobres llegando incluso a romper sus juguetes para que el hombre pueda recibir dinero, su afán porque fuera a la playa el hermano de una de las amigas francesas, el hecho de ponerse a servir de criada para ayudar a sus padres con los gastos, etc etc; vamos, que se valoraba una “bondad” que no era tal, sino la sumisión pura y dura. Jesús, qué testamento acabo de escribir, perdón XD.

      • Loulou Lee dijo:

        ¡Muchísimas gracias por el testamento! Estoy de acuerdo con todo lo que dices, además hoy he estado leyendo un capítulo de Montaigne que habla de esto precisamente, lo de educar en la sumisión y sobre todo en la castidad a las mujeres. El libro lo puedes encontrar ya en la entrada.

  89. Agustina Benitez dijo:

    Hola, empecé a leer los libros de Celia desde muy pequeña, me los llevaba de la casa de mi abuela y así llegué a leer unos cuántos pero de este en particular no tenía ni idea. Podría alguien decirme como conseguir este y algún otro de esta colección? Realmente me interesa terminar de leerlos. Muchas gracias!

  90. Celia dijo:

    Yo también soy una seguidora nostálgica de los libros de Celia. Empecé a leerlos cuando se hizo la serie porque compartíamos nombre y edad (yo tenía unos 10 años). Me quedé en “Celia madrecita”, y siempre he querido completar la colección. Por favor, ¿podrías mandármelo a mí también? Muchas gracias por el artículo y por hacernos recordar a Celia.

  91. Mora Luna dijo:

    ¡Buenos días! Gracias por el artículo y por la difusión del texto de Fortún.
    Me encantaría leerlo. ¿Sería posible que me lo hicieses llegar a mí también?
    Abrazos veraniegos.

  92. Xavier dijo:

    Hola! Leí hace años los libros de Celia, que eran de mi hermana. Me he enterado de la existencia de “Celia en la revolución” y me gustaría leerlo y pasárselo a ella. Podrías compartirlo con nosotros en dropbox? Mil gracias ;)

  93. ana belen dijo:

    hola tengo una hija de 12 años que hace unos dias su tia le ha regalado la serie de celia,la misma que yo le puse hace unos meses por el ordenador y le encanto hasta el punto que le han regalado la serie original, a mi me ha traido mucho recuerdos y algun libro lei en mi infancia pero es verdad que era una niña que me encantaba por eso ahora al ver a mi hija encantada tambien con celia me gustaria volver a leer los libros y si por favor pudieras compartirmelo te la agradeceria un monton y aunque mi hija ahora mismo no este preparada para leerle se que algun dia lo hara muchas gracias

  94. Loulou Lee dijo:

    Hola a todos:
    Como parece que siguen borrando los archivos de Dropbox cada vez que los cuelgo, os voy a dejar el libro colgado en Scribd. Luego os dejo aquí el enlace.

  95. Inma dijo:

    Buenas!

    Buscando información sobre este libro he dado con tu artículo. Yo también leí decenas de veces este libro que me marcó profundamente. Lo he buscado pero es casi imposible conseguirlo. ¿Tú podrías enviarme ese Pdf? Me harías inmensamente feliz!! Mil gracias de antemano

  96. CELIA dijo:

    ¡¡Hola!! Espero no llegar tarde a este post, soy fan de Celia desde pequeñita, al compartir el nombre y algunos rasgos de carácter mis padres, por el círculo de lectores, me consiguieron los libros allá en los 90(los cinco primeros, aquí los tengo todos releídos, con las hojas con alguna mancha de chocolate, los lomos pegados con celo y los dibujos coloreados con plastidecor), de más mayorcita me leí Celia madrecita, pero he buscado el libro de Celia en la revolución como una desesperada y no ha habido forma humana de dar con él, ¿podrías enviarme el escaneo, por favor? Muchas gracias

  97. Miriam dijo:

    ¡Hola! Buscando información sobre Elena Fortún he dado con tu artículo. Yo conocí los cuentos de Celia por la serie de televisión y a partir de ahí comencé a leerlos. Desgraciadamente “Celia en la Revolución” es difícil de encontrar… Si fueras tan amable de colgarlo para poder descargarlo o pasármelo por correo me harías muy feliz :-)
    Muchas gracias.

  98. Gemma dijo:

    He leído muchas veces los libros de Celia y he buscado Celia en la Revolución. ¿Sigues compartiéndolo? Estaría muy agradecida…es el único libro que me falta por leer…muchas gracias

  99. Laura dijo:

    Me he reencontrado con Celia! Qué preciosidad! Todavía tienes Celia en la revolución? Gracias

  100. isabel ferrán dijo:

    Hola… leí “Celia en la revolución” hace años, cuando se reeditó, pero lo he perdido; me encantaría volverlo a leer, me lo podrías mandar? Aparte de que me fascina Elena Fortún, siempre he estado muy interesada en la República, la Institución Libre de Enseñanza, la Residencia Internacional de Señoritas, el Lyceum Club Femenino y, en fin, toda esa España perdida -pero espero que recuperable- de la que se nos cuenta tan poco… Mil gracias.

  101. Loulou Lee dijo:

    Os dejo el enlace al libro de Celia en la entrada, abierto permanentemente, para que no lo borren más.

  102. Elena dijo:

    He encontrado este comentario buscando libros de Celia y me encantaría leerlo. He leído todos los libros siendo una niña porque estaban en casa de mis abuelos de cuando mi madre era pequeña, pero éste, no. He descargado el PDF pero no puedo abrirlo. ¿Serías tan amable de enviármelo? Mil gracias de antemano.

  103. Luz Olier dijo:

    Estoy disfrutando de la lectura de “Celia en la revolución” para e-pub, ya que el libro en papel es difícil de conseguir y carísimo. En mi séptimo cumpleaños me regalaron “Celia lo que dice”. En ese libro Celia cumplía también siete años, “la edad de la razón”, y en buena medida marcó mi infancia, mi afición por la lectura y mi posterior dedicación a la literatura. Y no solo “Celia lo que dice”, porque cada vez que cumplía años o había algún acontecimiento, e incluso entre los regalos de los Reyes, siempre había un libro de Celia. Recuerdo todavía la descripción – no sé si es un pasaje de “Celia en el colegio”- de esa niña que llega a las puertas del cielo y las encuentra bastante sucias. No tiene con qué limpiarlas y se quita las bragas para restregarlas hasta dejarlas relucientes. ¿Cómo olvidar tan sorprendente pasaje? En este momento, sesenta años después de leído, sigue pareciéndome un detalle rompedor y totalmente revolucionario.

  104. Olga dijo:

    Muchas gracias por el libro. Creo que es el único que no he tenido nunca. Los leí todos en mi infancia, los de mi madre, comprados allá por finales de los 40-50. Ella los ha perdido recientemente y yo he comprado los que salieron en una reedición reciente, encuadernados como los antiguos, pero me faltan muchos títulos que espero ir consiguiendo poco a poco. Gracias otra vez.

  105. Celia dijo:

    Hola! Me llamo Celia por culpa de estos libros a los que les tengo gran cariño. (A mis hermanas les encantaban los libros así que cuando mi madre se quedó embarazada insistieron en el nombre.) Estoy intentando leer todos pero aún me falta. Alguien tiene los libros escaneados que me los pueda pasar?

    Pd Las aventuras de Celia siendo una niña las tengo en físico y las he releído ya varias veces. También tengo Celia institutriz y Celia madrecita.

  106. Chris dijo:

    Hola te escribo porque la Editorial Renacimiento acaba de publicar Celia en la Revolución: http://sevilla.abc.es/cultura/libros/20150602/sevi-celia-vuelve-librerias-201506011704.html

    Estaría bien que los usuarios lo supieran.
    Un abrazo.

  107. Mercedes Peguero Magallón dijo:

    Siempre he sido una apasionada de CELIA . tengo creo todo lo publicado pero me falta ” CELIA EN LA REVOLUCION ” ¿ Como podría y donde comprarlo ? Se que quedan pocos volúmenes . Os agradecería información.

  108. TIRSA rodriguez dijo:

    Me he encontrado con este gratificante blog que además me ofrece la posibilidad de tener CELIA EN LA REVOLUCION, POR FAVOR ME LO PUEDES MANDAR A MI CORREO?
    Mil gracias por adelantado.
    Aquí en Venezuela no tenemos nada, si no hay comida ni medicinas, ni seguridad personal, ni alud ni agua, solo nos queda el refugio en los libros aunque sea a la luz de una vela. GRACIAS.
    TIRSA

  109. CAROLINA FUENTES dijo:

    GRACIAS LOULOU LEE, PUDE BAJAR EL LIBRO. ERES UN ANGEL.

  110. Laura dijo:

    Hola!
    LLevo varios años recopilando los libros de Celia para mi madre le gustaron desde que era niña. El único que no consigo encontrar es el de “Celia se casa” ¿Alguien sabe como conseguirlo o podría pasarme por email?
    Muchísimas gracias!

  111. ¡Hola! Soy una gran apasionada de los libros de Celia. Hace dos días conseguí uno de los dos que me faltaban, Celia se casa. Ahora sólo me falta Celia en la revolución. ¿Sería posible que me lo enviaras en pdf? Sería maravilloso que fuese posible.

    Saludos y muchísimas gracias por adelantado.

    Sabina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *